Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Si sigues navegando, consideraremos que aceptas su uso.
  • La perfección del partido soñado

    El fútbol es un deporte exigente. Un deporte en que todo puede cambiar por unos simples milímetros, los que a veces separan un tiro al palo del gol de la victoria. El césped artificial Champion de Albegrass está fabricado con Polietileno Bicolor de la máxima calidad, y dotado de nervio central. Es ese nervio el que le confiere una recuperación incluso superior a la del césped natural. Es así como hemos logrado un césped artificial profesional de estética natural y de prestaciones sobrenaturales en recuperación a la pisada y resistencia de uso.

     

    El césped Champion de Albergrass puede además, si se solicita, incorporar nuestra tecnología Feelgood®. Una tecnología de Albergrass que reduce la temperatura del césped artificial en su exposición al sol, así la superficie de juego estará menos caliente en los días más calurosos. Así cuando el lateral se lance al suelo para cortar un ataque solo tendrá que preocuparse por llegar al balón, pero no por el roce caluroso de su pierna contra el césped.

     

     

     

  • Porque ganar es lo que buscamos

    Derby es un producto redondo como el balón: buena estética, buena recuperación, buena durabilidad y muy buen control del balón. Si no te sale la jugada no mires al césped. La culpa no habrá sido del bote del balón. Derby de Albergrass es un césped artificial para fútbol que combina unas prestaciones profesionales con un precio más que razonable. ¿Quieres ganar?, ¿es lo que estás buscando?

     

  • La elegancia no está reñida con la resistencia.

    La estructura del césped artificial profesional Stadium le confiere una sorprendente recuperación a la pisada, al poco tiempo de acabar el entrenamiento o el partido el campo volverá estar perfecto con el césped en posición vertical. Sin embargo, la recuperación no es la principal ventaja de este producto. Stadium de Albergrass destaca por su extraordinaria resistencia al desgaste. Tras las pruebas en el laboratorio la conclusión fue: “es fuera de lo común”, cierto que es una expresión no muy técnica. Lo diremos pues de otro modo: comprobada máxima resistencia después de 70.000 ciclos en el lisport. O dicho en términos futbolísticos para correr tras el balón kilómetros y kilómetros.